¿Cuál es el mejor estilo de karate? 最強の空手流派とは?

¿Cuál es el mejor estilo de karate? Este es un tema en el que muchas personas discuten durante mucho tiempo. Gastan mucha energía explicando e intentando “probar” por qué su estilo es el mejor.

Si has practicado Shotokan por, digamos, 20 o 30 años, obviamente creerías que el Shotokan es el mejor estilo. y Sucedería lo mismo si practicaras Shito Ryu, Goju Ryu o Shorin Ryu. Estos son los estilos tradicionales japoneses que también se denominan, estilos sin contacto. Algunas personas creen que el karate de contacto está más cerca del karate “real”. Entonces, si eres un estudiante de karate de contacto completo como el Kyokushinkai, puedes creer que estás practicando el mejor estilo de karate.

No estoy aquí para comparar los méritos o ventajas de los diferentes estilos. Esto se debe a que no creo que haya un mejor estilo de karate, ya sea un estilo sin contacto o de contacto. Francamente, la comparación o el argumento de los estilos no tiene sentido y es una pérdida de tiempo. Veamos otro ejemplo. El rugby, el fútbol y el fútbol americano se consideran fútbol. Puedes preferir jugar o verlo, pero… ¿No estás de acuerdo en que no tiene sentido discutir cuál es el mejor fútbol?

Por otro lado, debemos preguntarnos y estudiar por qué tenemos tantos estilos diferentes en los métodos de combate mano a mano. Esta me parece una buena pregunta. Puede haber más de una docena de estilos sin contacto y tal vez media docena de estilos de contacto diferentes. Además, hay algunos estilos con armaduras completas. Son solo los estilos japoneses / okinawenses. Si incluimos los estilos de lucha de Corea, China, Rusia, Filipinas, India, etc., el número aumentará a más de cien. Nadie sabe la cifra exacta, pero el Kung Fu solo chino cuenta con más de 400 subestilos (ThoughtCo. “Guía de historia y estilo de Kung Fu, https://www.thoughtco.com/history-and-style-guide-kung-fu-2308273).

Los diferentes estilos aparecieron debido a las diferentes situaciones, entorno, condiciones y requisitos culturales y sociales. Además, tenemos muchos cuerpos diferentes, a pesar de que, como seres humanos, tenemos las mismas partes del cuerpo. Algunas personas son musculosas, pero muchas no lo son. Algunas personas son bajas y otras son altas. Si esas personas comienzan un estilo de karate, estoy seguro de que sus estilos serán diferentes. De hecho, en el norte de China, donde es muy montañoso, se inventaron los estilos de kung fu de muchos saltos y patadas con posturas altas. Mientras que en el sur de China, donde la tierra es bastante plana, se formularon los estilos de posturas bajas con menos saltos y patadas.

Ok, ahora entendemos que hay muchos estilos diferentes de karate. Y dije antes que no había mejor estilo. Entonces, surge la pregunta: “¿Cómo debo elegir el estilo que mejor se adapte a mí?” Esta también es una excelente pregunta, pero al mismo tiempo puede ser una pregunta muy difícil.

Si eres una persona que desea iniciar el entrenamiento de karate, lo más probable es que no tengas idea de que hay muchos estilos diferentes de karate. Un estilo determinado es más adecuado para una persona musculosa, mientras que otro estilo es perfecto para una persona más pequeña y ligera como un estilo que enfatiza la velocidad. Puede haber otro tipo de problema para una persona que quiere encontrar un estilo excelente. Incluso si él conociera o seleccionara un estilo, ¿qué sucede si no hay un dojo que enseñe ese estilo? Incluso si encuentra un dojo que enseña ese estilo, ¿qué sucede si el instructor no está calificado o es muy malo?

Aquí está mi respuesta a la pregunta. Mi respuesta es muy simple y directa. Creo que cualquiera que sea el estilo que elija, ese sera el mejor. No lo digo desde una actitud irresponsable. Sinceramente creo en lo que digo. Déjame explicarme.

En primer lugar, permítame compartir cómo llegué al karate. No voy a entrar en detalles, pero es necesario mostrarles cómo me encontré con el Shotokan, el que estaba destinado a ser mi estilo. Cuando tenía 12 años comencé mi viaje de artes marciales con el judo. A través del entrenamiento en judo, descubrí el karate y quise cambiarme a karate. Busqué un dojo y por casualidad descubrí un dojo Shotokan en mi ciudad natal de Kobe. Fue puramente un accidente ver el anuncio de este dojo en una estación de tren un día. Tenía 15 años y he estado practicando el mismo arte durante los últimos 56 años hasta el año de 2019.

Durante mi viaje del karate, he practicado Goju ryu y Kyokushinkai durante un año en cada estilo para ampliar mi experiencia de karate. Aprendí sus métodos de lucha y lo que fue muy beneficioso para entender el budo del Karate. A pesar de que encontré que sus métodos eran muy efectivos y, en algunos casos, más que en el Shotokan, seguí amando mi estilo y me mantuve con él.

Incluso viví en Tokio durante casi tres años (1997 a 2000) para asistir al famoso Nishino Ki dojo en Shibuya, para aprender el control sin contacto de los oponentes con el uso del Ki. Los ejercicios fueron muy interesantes y me ayudaron con mi flexibilidad, pero el “gran” maestro no pudo mostrarme ni enseñarme las técnicas que tanto quería aprender. He escrito en detalle sobre mi experiencia en el dojo de Nishino en uno de mis libros, así que no los aburriré con la historia. En cualquier caso, seguí buscando el mejor karate para mí.

Afortunadamente, en 2001, descubrí el karate Asai, que se basa en el Shotokan estándar. Es una combinación del método de combate de larga distancia de Shotokan y del método de combate de corta distancia del kung fu de la Grulla Blanca. Esos dos estilos se complementan casi a la perfección. De hecho, se convirtió en un nuevo estilo llamado Asai ryu. He estado entrenando con este estilo durante los últimos 18 años aproximadamente y no puedo estar más feliz con lo que practico. Personalmente lo considero el mejor estilo, al menos, para mí.

Entonces, si no hubiera encontrado un dojo Shotokan cuando era un estudiante de secundaria, no habría descubierto mi mejor estilo al final. ¿Fue un accidente que me encontré con ese anuncio en la estación? Tal vez así fue. Pero, tal vez no lo era. En Japón, tenemos un dios de las artes marciales. Creemos que si uno busca seriamente un arte marcial o un instructor, este dios arreglará este encuentro. Entonces, creas o no en este folklore, creo que estaba destinado a que yo encontrara a el Shotokan.

Ahora, quiero asegurarme de enfatizar que este ensayo no es para promover Shotokan o el Asai ryu karate. Solo quería compartir un ejemplo para decirle que cualquiera que sea el estilo que elijas, es el correcto. Hay dos condiciones para que esta respuesta sea válida. Una, es que debes estar buscando el budo, el arte marcial. Lo segundo es que debes amarlo y que continues tu viaje de artes marciales por el resto de tu vida. Requerirá, ciertamente, más de cincuenta años (para algunas personas talentosas puede ser un poco menos). Si eres impaciente, te por seguro que no va a suceder. Por otro lado, si demuestras ser consistente y dedicado, el dios de las artes marciales te coronará con el mejor estilo de karate.

Conclusión:

 

A pesar de que no hay un mejor estilo de karate para todos, el mejor estilo de karate para ti es el estilo que estás practicando. Después de muchos años de entrenamiento, tu cuerpo se moldeará para adaptarse al estilo y se convertirá en el mejor estilo de karate para tu cuerpo. Por lo tanto, mi recomendación para aquellos que están buscando “el mejor estilo de karate”, encuentra el mejor que puedas encontrar ahora y practica.

Si el estilo, el dojo o el instructor que elegiste primero no funciona por alguna razón, no te rindas. Busca otra opción. Puede tomar un poco de tiempo, pero eventualmente encontraras la mejor casa para tí. Puede que tengas suerte al encontrar tu casa desde el principio, pero para la mayoría de las personas, el viaje tendrá algunos baches y hasta callejones sin salida. El noventa y nueve por ciento de las personas que comienzan el entrenamiento de karate abandonarán o se rendirán antes de encontrar el mejor estilo de karate. La diferencia entre los que se dieron por vencidos y los que quedaron, no es el talento o el estilo. La única diferencia es que no se dieron por vencidos y continuaron entrenando. Después de cuarenta o cincuenta años de entrenamiento, encontrarás el mejor estilo de karate para ti. Una vez que lo encuentras, ¿cómo puedes renunciar a él?

Traducido por Francisco Centeno

 

Special thanks to Francisco Centeno for translating the original article into Spanish.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *